FIESTAS RELIGIOSAS Y POPULARES

Desde muy antiguo las fiestas populares han estado, de alguna forma, ligadas y más o menos entroncadas en festividades de tipo religioso, y esta religiosidad ha estado en el origen y en la motivación de tales fiestas populares.

Y así sucede en Navidad con las reuniones de familia y los cotillones de Noche vieja, en Epifanía con las cabalgatas de Reyes, en Cuaresma con los carnavales, en San Valentín con cenas y regalos de joyas o flores, en Semana Santa con fiestas de primavera, en los Patronazgos de la Virgen o de los Santos de innumerables pueblos y ciudades de toda la geografía española con romerías y ferias…Y es que el hecho religioso ha presidido casi todo lo lúdico y festivo en el devenir y las actuaciones de la humanidad, porque, en contra de lo que muchos piensan y defienden, la religión es fiesta, alegría, ilusión, felicidad, bienestar durante esta vida y fundamentalmente en “la otra”, que está por venir a cada persona, una vez que concluya sus días en el tiempo.

Estamos en plenas fiestas de carnaval, en las que de una forma desenfadada, ingeniosa y crítica se pasa revista a las actuaciones de las personas y entidades sociales, culturales, religiosas y sobre todo políticas, que son las que se llevan la “mejor o peor” parte, según se mire, en las letrillas de esas comparsas, cuartetos, chirigotas y grupos en general, en que suelen presentarse los atrevidos artistas carnavalescos para hacernos reír, pasárnoslo bien y disfrutar, distensionándonos y haciéndonos olvidar los muchos y malos momentos que la vida diaria nos presenta.

A decir verdad y a la hora de divertirme no han sido nunca las festividades carnavalescas mis preferidas y son muy vagos los recuerdos que me quedan de mi niñez y adolescencia del carnaval ubetense, que, aunque estaba prohibido, siempre por esas fechas las “máscaras” salían a la calle, algunos hasta viajaban a la vecina Torreperogil donde los carnavales eran más famosos, y el “adiós, adiós que no me conoces” que los atrevidos en disfrazarse nos decían por nuestras calles y plazas, aún afloran a mis recuerdos como algo impactante que ha permanecido en mi memoria. No me gustaba el carnaval porque la gente se disfrazaba y quizás también por ese miedo atávico que en mí producían las máscaras y su horripilante fealdad, ya que yo asociaba a las máscaras acciones perniciosas y fuera de la ley. Siempre me ha gustado que la crítica o cualquier otra acción de censura se haga “a pelo en pecho” -como se suele decir- y a la cara, sin ocultaciones ni seudónimos.

No obstante hoy las fiestas de carnaval son una manifestación de arte, ingenio y cultura insustituible, no sólo en nuestros pueblos y ciudades, sino en el mundo entero. Y me vienen a la memoria los Carnavales de Río en Brasil, sensuales y exuberantes; los de Venecia en Italia, llenos de magia y arte; los de nuestras queridas Islas y en especial los de Tenerife, con la sensualidad y el arte de los anteriores; los de la “tacita de plata”- Cádiz salada y marinera de Alberti- paradigma de ingenio y chispa musical; y los de miles y miles de pueblos y ciudades de la geografía nacional y mundial, que ponen un contrapunto de fiesta y alegría antes de que los rigores y el sacrificio de la cuaresma nos lleguen con su mensaje de austeridad, penitencia y reflexión, que también son necesarios en la vida.

Con el deseo de que estas fiestas populares transcurran sin incidentes y sin ofensas serias para las personas en las coplas y letrillas de comparsas, chirigotas, cuartetos y demás componentes de la fiesta, os deseo lo mejor a todos los paisanos. ¡Ah, y a ver si me convencéis para la causa carnavalesca!, porque aún sigo sin ser un entusiasta del carnaval.

FERNANDO GÁMEZ DE LA BLANCA – COLABORADOR.

PASTELEROS COMPITEN EN ÚBEDA

Un total de 25 pasteleros de toda Andalucía han competido hoy en el Parador Nacional de Úbeda (Jaén) en el VIII Concurso Regional de Tartas de San Valentín para optar a los premios en la modalidad de tartas y en la categoría de pieza artística.

Fuentes del jurado han dicho hoy a Efe que el primer premio en la modalidad de pieza artística ha recaído en Andrés Moreno Fernández, de Alhaurín el Grande (Málaga), mientras que el galardón en la categoría de tartas ha sido para Antonio Tomás Sánchez Marín, de Chiclana de la Frontera (Cádiz).

El certamen, organizado por la Federación Andaluza de Empresarios Pasteleros y patrocinado por el Ayuntamiento de Úbeda, se ha desarrollado con el objetivo de promocionar el trabajo artesano de los pasteleros andaluces frente a la fabricación industrial.

El presidente de la Federación de Empresarios Pasteleros, Jesús Palacios, ha destacado la “enorme dificultad” de la preparación de tartas de boda para este concurso, puesto que los participantes han tenido que conjugar las técnicas de la pastelería tradicional con la más moderna, nuevas composiciones e ingredientes “para formar auténticas esculturas artísticas”.

Los participantes han tenido que elaborar una primera pieza artística compuesta por caramelo, pastillaje y chocolate, entre otros ingredientes, y una tarta con forma de corazón, del que el jurado ha valorado la presentación, texturas y combinación de sabores, mientras que en las piezas artísticas se ha puntuado el proceso de elaboración, las técnicas empleadas y la complejidad.

Agencia EFE.

MILES DE VISITAS AL VÍDEO PROMOCIONAL DE ÚBEDA Y BAEZA

En sólo un par de semanas desde su publicación, el vídeo promocional de Úbeda y Baeza que los ayuntamientos de ambas ciudades presentaron en la pasada edición de Fitur 2012 ha alcanzado ya más de 7.000 visitas en el portal Youtube, sin contar los numerosos visionados que ha tenido en distintos portales de turismo, en las páginas web oficiales ubeda.es y baeza.es o en las redes sociales.

Entra aquí para leerlo completo.

ALBERTO ROMÁN – Ideal Digital.

BUEN AMBIENTE EN LA CARNESTOLENDA

Como preámbulo al cada vez más cercano Carnaval de Úbeda, ayer domingo se desarrolló la décimo quinta edición de la Carnestolenda, cita que, como es habitual, reunió a varios cientos de aficionados a esta fiesta, quienes disfrutaron de un buen ambiente de coplas. De su organización se encargó la Asociación Cultural Carnavalera de Úbeda (ACCU), y la barra la gestionó la cofradía de La Caída.

La Carnestolenda tuvo lugar en la carpa instalada en la plaza de toros. Allí actuaron las distintas agrupaciones carnavaleras, dando un avance de sus repertorios previstos para este año y dejando muy buen sabor de boca. Además, se entregaron los tradicionales Premios Botijo (verde y negro, dependiendo de si se destaca algo positivo o negativo en relación al Carnaval anterior). Estos galardones son otorgados por la ACCU a propuesta de los integrantes del Cuarteto Primero, los veteranos carnavaleros Luis María Jimena Zambrana y Juan Antonio Soria

Entra aquí para leerlo completo.

ALBERTO ROMÁN – Ideal Digital.